domingo, 17 de enero de 2016

Lectura de la carta de la primera cara del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto 12, 4-11



Hermanos:
Ciertamente, hay diversidad de dones, pero todos proceden del mismo Espíritu. Hay diversidad de ministerios, pero un solo Señor. Hay diversidad de actividades, pero es el mismo Dios el que realiza todo en todos.
En cada uno, el Espíritu se manifiesta para el bien común. El Espíritu da a uno la sabiduría para hablar; a otro, la ciencia para enseñar, según el mismo Espíritu; a otro, la fe, también en el mismo Espíritu; a aquél, el don de hacer milagros; a uno, el don de profecía; a otro, el don de juzgar sobre el valor de los dones del Espíritu; a éste, el don de lenguas; a aquél, el don de interpretarlas.
Pero en todo esto, es el mismo y único Espíritu el que actúa, distribuyendo sus dones a cada uno en particular como Él quiere.

Palabra de Dios.


Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu… El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece. Estas frases que dice el apóstol san Pablo a los Corintios son una verdad que debemos aplicarnos a nosotros mismos continuamente, dentro de nuestras familias, parroquias y comunidades. Todos tenemos algún don y, en consecuencia, todos podemos poner nuestras cualidades y carismas al servicio de la comunidad en la que trabajamos y vivimos. El bien común siempre debe ser visto como un bien al que deben subordinarse los bienes particulares. Los entrenadores de los equipos de futbol siempre les dicen a sus jugadores que lo importante es saber jugar en equipo y para el equipo, cada uno desde el puesto que ocupa y según las cualidades que tiene. El jugador que pone sus intereses particulares por encima del interés del conjunto, no es nunca un buen jugador. Apliquemos esto nosotros a nuestra vida real. Jesús nos diría que estamos en el mundo para servir, más que para ser servidos. Así lo hizo él y así nos salvó, cumpliendo la voluntad del Padre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog