domingo, 3 de enero de 2016

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso 1, 3-6. 15-18



Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo,
que nos ha bendecido en Cristo
con toda clase de bienes espirituales en el cielo,
y nos ha elegido en Él, antes de la creación del mundo,
para que fuéramos santos
e irreprochables en su presencia, por el amor.
Él nos predestinó a ser sus hijos adoptivos
por medio de Jesucristo,
conforme al beneplácito de su voluntad,
para alabanza de la gloria de su gracia,
que nos dio en su Hijo muy querido.

Por eso, habiéndome enterado de la fe que ustedes tienen en el Señor Jesús y del amor que demuestran por todos los hermanos, doy gracias sin cesar por ustedes, recordándolos siempre en mis oraciones.
Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, les conceda un espíritu de sabiduría y de revelación que les permita conocerlo verdaderamente. Que Él ilumine sus corazones, para que ustedes puedan valorar la esperanza a la que han sido llamados, los tesoros de gloria que encierra su herencia entre los santos.

Palabra de Dios.


Él nos eligió, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por amor. San Pablo lo tenía muy claro y así se lo dice a los primeros cristianos de Éfeso: estamos todos llamados a la santidad, es decir, a ser santos e irreprochables en la presencia de Dios, por amor. Para conseguir esta santidad por amor deberemos arrancar de los más oscuros sótanos de nuestra conciencia los egoísmos, las tendencias pecaminosas, los orgullos y vanidades, todos los pecados. Dios Padre nos ha elegido hijos adoptivos suyos, a imagen de su Hijo, Jesús, para que seamos en este mundo gloria y alabanza de su gloria. ¿Nuestra vida es gloria y alabanza de Dios ante nuestros hermanos? ¿Nos ven los demás realmente como gloria y alabanza de Dios? Son estas algunas de las preguntas que debemos meditar ahora y a las que deberemos responder los cristianos en este tiempo de Navidad.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog