lunes, 4 de enero de 2016

Lectura de la primera carta de san Juan 3, 7-10




Hijos míos,
que nadie los engañe:
el que practica la justicia es justo,
como Dios mismo es justo.
Pero el que peca procede del diablo,
porque el diablo es pecador desde el principio.
Y el Hijo de Dios se manifestó
para destruir las obras del diablo.
El que ha nacido de Dios no peca,
porque el germen de Dios permanece en él;
y no puede pecar,
porque ha nacido de Dios.
Los hijos de Dios y los hijos del diablo
se manifiestan en esto:
el que no practica la justicia no es de Dios,
ni tampoco el que no ama a su hermano.

Palabra de Dios. 


El que ha nacido de Dios no puede pecar; y no tanto porque no estemos sujetos a una serie de tentaciones, que a veces nos hagan tropezar, sino porque al amar a Dios, en verdad y con las obras, jamás podremos levantarnos, de un modo consciente, en contra de Él.
Si decimos amar a Dios, pero ese amor lo reducimos sólo a practicar algunas costumbres de nuestra fe, para después dedicarnos al mal, con esas obras de pecado estaremos manifestando, y no tanto con las palabras, que no somos hijos de Dios, sino hijos del Diablo, el cual es pecador desde el principio.
Nuestra esperanza consiste en que al final entraremos en el Santuario eterno, no construido por manos de hombre, sino que Dios mismo ha preparado para nosotros, si le permanecemos fieles hasta el final.
Pero así como en tiempos de Cristo se tenía todo un ritual de purificación para poder presentarse de un modo digno a ofrecer el culto a Dios, así ahora nos invita el Señor a no negar nuestra propia realidad de pecado, y a vivir en una continua conversión y purificación, para poder entrar algún día en el Templo Santo y Eterno de Dios.
¿Realmente somos hijos de Dios? Si en verdad lo somos entonces practiquemos la justicia, haciendo el bien a todos; y hagámoslo conforme al mandato que el Señor nos dio: que nos amemos los unos a los otros como Él no ha amado a nosotros.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog