martes, 19 de enero de 2016

SALMO RESPONSORIAL 88, 20-22. 27-28




R.    Encontré a David, mi servidor

Tú hablaste una vez en una visión
y dijiste a tus amigos:
«Impuse la corona a un valiente,
exalté a un guerrero del pueblo. R.


Encontré a David, mi servidor,
y lo ungí con el óleo sagrado,
para que mi mano esté siempre con él
y mi brazo lo haga poderoso. R.


Él me dirá: "Tú eres mi padre,
mi Dios, mi Roca salvadora".
Yo lo constituiré mi primogénito,
el más alto de los reyes de la tierra». R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog