domingo, 13 de marzo de 2016

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos 3, 8-14


 

Hermanos:
Todo me parece una desventaja comparado con el inapreciable conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por El, he sacrificado todas las cosas, a las que considero como desperdicio, con tal de ganar a Cristo y estar unido a El, no con mi propia justicia -la que procede de la Ley- sino con aquélla que nace de la fe en Cristo, la que viene de Dios y se funda en la fe. Así podré conocerlo a Él, conocer el poder de su resurrección y participar de sus sufrimientos, hasta hacerme semejante a Él en la muerte, a fin de llegar, si es posible, a la resurrección de entre los muertos.
Esto no quiere decir que haya alcanzado la meta ni logrado la perfección, pero sigo mi carrera con la esperanza de alcanzarla, habiendo sido yo mismo alcanzado por Cristo Jesús.
Hermanos, yo no pretendo haberlo alcanzado. Digo solamente esto: olvidándome del camino recorrido, me lanzo hacia adelante y corro en dirección a la meta, para alcanzar el premio del llamado celestial que Dios me ha hecho en Cristo Jesús.
Palabra de Dios.


Todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él, no con una justicia mía, la de la ley, sino con la que viene de la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios y se apoya en la fe. San Pablo, después de su conversión a Cristo, supo ver en la ley de Cristo algo totalmente nuevo: Dios no nos salva por el simple cumplimiento de los preceptos de la ley de Moisés, sino por la ley de Cristo, que es la ley del amor a Dios y al prójimo. Este descubrimiento transformó totalmente su vida. La pregunta que debemos hacernos nosotros, los cristianos, es esta: el descubrimiento de la ley de Cristo, la ley del amor, ¿cambia y transforma realmente nuestra vida? Sólo si esto es así, podremos también nosotros decir con el salmo responsorial: “el Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres”.
 
Gabriel González del Estal
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog