viernes, 25 de marzo de 2016

Lectura de la carta a los Hebreos 4, 14-16; 5, 7-9


 

Hermanos:
Ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios, un Sumo Sacerdote insigne que penetró en el cielo, permanezcamos firmes en la confesión de nuestra fe. Porque no tenemos un Sumo Sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades; al contrario Él fue sometido a las mismas pruebas que nosotros, a excepción del pecado.
Vayamos, entonces, confiadamente al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y alcanzar la gracia de un auxilio oportuno.
Él dirigió durante su vida terrena súplicas y plegarias, con fuertes gritos y lágrimas, a Aquel que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su humilde sumisión. Y, aunque era Hijo de Dios, aprendió por medio de sus propios sufrimientos qué significa obedecer. De este modo, Él alcanzó la perfección y llegó a ser causa de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Palabra de Dios.


" Ese Jesús colgado de la cruz contra el fondo de las tinieblas exteriores, y encerrado en las tinieblas interiores del abandono de los suyos y de unas pupilas sin luz, nos repite sin palabras lo que nos dejó dicho en vida: “Vosotros sois la luz del mundo, mientras estuve en el mundo fui la luz del mundo, hoy me llevo mi luz, pero dejo la vuestra, vosotros sois la luz que brilla en las tinieblas
**nosotros somos los ojos del Señor Jesús que mira compasivamente y la perdona
**ojos del Señor Jesús que miran con amor al joven y le invitan a dejarlo todo
**ojos del Señor Jesús que sonríen cariñosos a los niños
**ojos del Señor Jesús llenos de lágrimas por la muerte del amigo y la pena de las hermanas
**ojos del Señor Jesús que llevan la alegría a unas bodas
Jesús, luz de todo hombre que viene a este mundo, se lleva bajo sus párpados caídos la luz, pero nos deja a nosotros para iluminar el camino y las vidas de nuestros hermanos.
También nosotros éramos tinieblas pero ahora somos luz del Señor, ojos del Señor en medio de la tiniebla."
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog