sábado, 30 de abril de 2016

Lectura de los Hechos de los Apóstoles 16, 1-10




Pablo llegó a Derbe y más tarde a Listra, donde había un discípulo llamado Timoteo, hijo de una judía convertida a la fe y de padre pagano. Timoteo gozaba de buena fama entre los hermanos de Listra y de Iconio. Pablo quería llevarlo consigo, y por eso lo hizo circuncidar en consideración a los judíos que había allí, ya que todo el mundo sabía que su padre era pagano.
Por las ciudades donde pasaban, transmitían las decisiones tomadas en Jerusalén por los Apóstoles y los presbíteros, recomendando que las observaran. Así, las Iglesias se consolidaban en la fe, y su número crecía día tras día.
Como el Espíritu Santo les había impedido anunciar la Palabra en la provincia de Asia, atravesaron Frigia y la región de Galacia. Cuando llegaron a los límites de Misia, trataron de entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. Pasaron entonces por Misia y descendieron a Tróade.
Durante la noche, Pablo tuvo una visión. Vio a un macedonia de pie, que le rogaba: «Ven hasta Macedonia y ayúdanos». Apenas tuvo esa visión, tratamos de partir para Macedonia, convencidos de que Dios nos llamaba para que la evangelizáramos.

Palabra de Dios.


Reflexionando juntos

 Trabajar en equipo es difícil. Lo era para Pablo y sus acompañantes, y lo sigue siendo ahora. A pesar del episodio de Bernabé, se ve claramente que Pablo tiene conciencia de que es la comunidad la que le envía: al convertirse en Damasco, acude a la comunidad, va a Jerusalén a confrontar su fe con la de los apóstoles, sale de viaje cuando la comunidad de Antioquía le manda, y a ella vuelve a rendir cuentas, así como acude también después al «concilio de Jerusalén» a ponerse de acuerdo con los demás. Nosotros podemos tener distintas visiones en tantos aspectos de la vida eclesial: pero tampoco hemos de perder de vista que somos comunidad, y que las cosas no se deciden ni se hacen con criterios meramente personales.

P. Juan R. Celeiro 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog