martes, 31 de mayo de 2016

Lectura de la profecía de Sofonías 3, 14-18a




¡Grita de alegría, hija de Sión!
¡Aclama Israel!
¡Alégrate y regocíjate de todo corazón,
hija de Jerusalén!

El Señor ha retirado las sentencias
que pesaban sobre ti
y ha expulsado a tus enemigos.
El Rey de Israel, el Señor, está en medio de ti:
ya no temerás ningún mal.

Aquel día, se dirá a Jerusalén:
¡No temas, Sión, que no desfallezcan tus manos!
¡El Señor, tu Dios, está en medio de ti,
es un guerrero victorioso!
Él exulta de alegría a causa de ti,
te renueva con su amor
y lanza por ti gritos de alegría,
como en los días de fiesta.

Palabra de Dios.



Reflexionamos juntos

 El profeta Sofonías invita a la alegría, al júbilo, a la confianza, porque los planes de Dios son planes de perdón y liberación, a pesar de la triste historia de Israel. El motivo es que Dios está cerca de los suyos y quiere su salvación. La lectura se ha elegido para la fiesta de hoy porque ahora es María el verdadero Templo viviente, que lleva en su seno al Mesías y va comunicando a todos su alegría. Este pasaje lo leemos también en el Adviento, pocos días antes de la Navidad, pues vemos en María la presencia del Dios-con-nosotros.


P. Juan R. Celeiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog