jueves, 19 de mayo de 2016

SALMO RESPONSORIAL 48, 14-20




R.    ¡Felices los que tienen alma de pobres!

Éste es el destino de los que tiene riquezas,
y el final de la gente insaciable.
Serán puestos como ovejas en el Abismo,
la muerte será su pastor. R.

Bajarán derecho a la tumba, su figura se desvanecerá
y el Abismo será su mansión.
Pero Dios rescatará mi vida,
me sacará de las garras del Abismo. R.

No te preocupes cuando un hombre se enriquece
o aumenta el esplendor de su casa:
cuando muera, no podrá llevarse nada,
su esplendor no bajará con él. R.

Aunque en vida se congratulaba, diciendo:
«te alabarán porque lo pasas bien»,
Igual irá a reunirse con sus antepasados,
Con esos que nunca verán la luz. R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog