viernes, 3 de junio de 2016

Lectura de la profecía de Ezequiel 34, 11-16




Así habla el Señor:
¡Aquí estoy Yo! Yo mismo voy a buscar mi rebaño y me ocuparé de él. Como el pastor se ocupa de su rebaño cuando está en medio de sus ovejas dispersas, así me ocuparé de mis ovejas y las libraré de todos los lugares donde se habían dispersado, en un día de nubes y tinieblas. Las sacaré de entre los pueblos, las reuniré de entre las naciones, las traeré a su propio suelo y las apacentaré sobre las montañas de Israel, en los cauces de los torrentes y en todos los poblados del país. Las apacentaré en buenos pastizales y su lugar de pastoreo estará en las montañas altas de Israel. Allí descansarán en un buen lugar de pastoreo, y se alimentarán con ricos pastos sobre las montañas de Israel.
Yo mismo apacentaré a mis ovejas y las llevaré a descansar -oráculo del Señor-. Buscaré a la oveja perdida, haré volver a la descarriada, vendaré a la herida y sanaré a la enferma, pero exterminaré a la que está gorda y robusta. Yo las apacentaré con justicia.

Palabra de Dios. 


En esta Lectura se manifiesta, si queremos así llamarlo, el Corazón amoroso y misericordioso de Dios. Él nos ama entrañablemente; Él sabe que nuestro corazón está inclinado al mal desde nuestra más tierna adolescencia. Y a pesar de que muchas veces nos dispersamos y alejamos del Señor en un día de niebla y oscuridad, Él, como el Buen Pastor, ha salido a buscarnos, por medio de su Hijo, hecho uno de nosotros.
Ante los malos pastores el Señor mismo se ha puesto como Pastor y Guardián de su Pueblo. Él nos apacienta; Él, haciendo suyos nuestros dolores y cargando con nuestros pecados, nos ha sanado y nos ha purificado de todo mal; Él se ha convertido en Alimento nuestro para que demos testimonio ante el mundo entero de lo misericordioso que ha sido Él para con nosotros.
Que el Señor nos apaciente en los pastos de justicia para que, alimentados de su amor y de su gracia, lleguemos a ser santos como Él es Santo.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog