sábado, 18 de junio de 2016

SALMO REPONSORIAL 88, 4-5. 29-35



R.    El Señor asegura su amor eternamente.

Yo sellé una Alianza con mi elegido,
hice este juramento a David, mi servidor:
«Estableceré tu descendencia para siempre,
mantendré tu trono por todas las generaciones». R.

Le aseguraré mi amor eternamente,
y mi Alianza será estable para él;
le daré una descendencia eterna
y un trono duradero como el cielo. R.

Si sus hijos abandonan mi enseñanza
y no proceden de acuerdo con mis juicios;
Si profanan mis preceptos
y no observan mis mandamientos,
castigaré sus rebeldías con la vara y sus culpas, con el látigo. R.

Pero a él no le retiraré mi amor
ni dementiré mi fidelidad;
no quebrantaré mi Alianza
ni cambiaré lo que salió de mis labios. R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog