viernes, 17 de junio de 2016

SALMO RESPONSORIAL 131, 11-14. 17-18



R.    El Señor hizo de Sión su Morada.

El Señor hizo un juramento a David,
una firme promesa, de la que no se retractará:
«Yo pondré sobre tu trono
a uno de tus descendientes. R.

Si tus descendientes observan mi alianza
y los preceptos que Yo les enseñaré,
también se sentarás sus hijos
en tu trono para siempre». R.

Porque el Señor eligió a Sión,
y la deseó para que fuera su Morada.
«Éste es mi Reposo para siempre;
aquí habitaré, porque lo he deseado. R.

Allí haré germinar el poder de David:
yo preparé una lámpara para mi Ungido.
Cubriré de vergüenza a sus enemigos,
y su insignia real florecerá sobre Él». R

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog