lunes, 22 de agosto de 2016

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica 1, 1-5. 11b-12



Pablo, Silvano y Timoteo saludan a la Iglesia de Tesalónica, que está unida a Dios, nuestro Padre, y al Señor Jesucristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.
Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios a causa de ustedes, y es justo que lo hagamos, porque la fe de ustedes progresa constantemente y se acrecienta el amor de cada uno hacia los demás. Tanto es así que, ante las Iglesias de Dios, nosotros nos sentimos orgullosos de ustedes, por la constancia y la fe con que soportan las persecuciones y contrariedades. En esto se manifiesta el justo Juicio de Dios, para que ustedes sean encontrados dignos del Reino de Dios por el cual tienen que sufrir.
Que Dios los haga dignos de su llamado, y lleve a término en ustedes, con su poder, todo buen propósito y toda acción inspirada en la fe. Así el Nombre del Señor Jesús será glorificado en ustedes, y ustedes en Él, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.

Palabra de Dios. 


Reflexionamos juntos

 Estas cartas son el primer documento escrito de la fe cristiana. Pablo no esta solo, vive en un equipo apostólico como diríamos hoy. Que siempre tengamos ese espíritu de cooperación. En la capital  de la provincia de Macedonia los cristianos serian muy pocos pero Pablo los ve como la Iglesia que está en Dios y en Jesucristo. Un pequeño grupo inmerso en el Imperio Romano pagano. Pablo se alegra y da gracias por la fe y la caridad. Lo esencial de la vida cristiana. Una fe no estática sino que “progresa”; una caridad no adormecida sino “en desarrollo”. No son cristianos perfectos, pero son una comunidad dinámica que busca crecer, no por sus realizaciones externas sino por su progreso interior. La persecución lejos de abatirlos despierta la tercera gran virtud cristiana: la esperanza. Saben a donde van.

P. Juan R. Celeiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog