SALMO RESPONSORIAL 144, 2-7




R.    ¡Te alabamos, Señor; y bendecimos tu Nombre!

Señor, día tras día te bendeciré,
y alabaré tu Nombre sin cesar.
¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza:
su grandeza es insondable! R.

Cada generación celebra tus acciones
y le anuncia a las otras tus portentos:
ellas hablan del esplendor de tu gloria,
y yo también cantaré tus maravillas. R.

Ellas publican tus tremendos prodigios
y narran tus grandes proezas;
divulgan el recuerdo de tu inmensa bondad
y cantan alegres por tu victoria. R.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas que no debes hacer en Misa y tal vez no lo sabías…