domingo, 21 de agosto de 2016

Señor, bendice día a día sus esfuerzos, pon tus palabras en sus labios, y haz que, en comunión con los hermanos, pueden colaborar  en extender tu Reino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog