domingo, 11 de septiembre de 2016

SALMO RESPONSORIAL 50, 3-4. 12-13. 17. 19



R.     Iré a la casa de mi Padre.
¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad,
por tu gran compasión, borra mis faltas!
¡Lávame totalmente de mi culpa
y purifícame de mi pecado!  R.
Crea en mí, Dios mío, un corazón puro,
y renueva la firmeza de mi espíritu. .
No me arrojes lejos de tu presencia
ni retires de mí tu santo espíritu.  R.
Abre mis labios, Señor,
y mi boca proclamará tu alabanza.
Mi sacrificio es un espíritu contrito,
Tú no desprecias el corazón contrito y humillado.  R.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog