domingo, 9 de octubre de 2016

Lectura del segundo libro de los Reyes 5, 10. 14-17


 

El profeta Eliseo mandó un mensajero para que dijera a Naamán, el leproso: «Ve a bañarte siete veces en el Jordán; tu carne se restablecerá y quedarás limpio».
Naamán bajó y se sumergió siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del hombre de Dios; así su carne se volvió como la de un muchacho joven y quedó limpio.
Luego volvió con toda su comitiva adonde estaba el hombre de Dios. Al llegar, se presentó delante de él y le dijo: «Ahora reconozco que no hay Dios en toda la tierra, a no ser en Israel. Acepta, te lo ruego, un presente de tu servidor». Pero Eliseo replicó: «Por la vida del Señor, a quien sirvo, no aceptaré nada». Naamán le insistió para que aceptara, pero el se negó. Naaman dijo entonces: «De acuerdo; pero permite al menos que le den a tu servidor un poco de esta "tierra, la carga de dos mulas, porque tu servidor no ofrecerá holocaustos ni sacrificios a otros dioses, fuera del Señor».
Palabra de Dios. 


Reflexionamos juntos

 Una primera lección es que el corazón de Dios es universal y que él quiere la salvación de todos. A ese amor universal de Dios tenemos que corresponder con nuestra gratitud personal. Las dos vertientes están relacionadas. Si sabemos que Dios ama a todos, nos sentiremos agradecidos, y aprenderemos también a tener nosotros un corazón más acogedor y universal con los demás. Un general extranjero, Naamán, que estaba leproso, obedece, aunque en principio le parece totalmente sin sentido, la orden del profeta, se baña siete veces en el Jordán y queda totalmente curado de su enfermedad. Lo que motiva la elección de este pasaje no es su simbolismo bautismal -que también existe-, sino la gratitud que expresa efusivamente el general curado hacia el Dios de Eliseo, prometiendo que en adelante sólo ofrecerá sacrificios a este Dios, que debe ser el verdadero.


P. Juan R. Celeiro 


 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog