SALMO RESPONSORIAL 112, 1- 7




R.    ¡Bendito sea el Nombre del Señor!

Alaben, servidores del Señor,
alaben el Nombre del Señor.
Bendito sea el Nombre del Señor,
desde ahora y para siempre. R.

Desde la salida del sol hasta su ocaso,
sea alabado el Nombre del Señor.
El Señor está sobre todas las naciones,
su gloria se eleva sobre el cielo. R.

¿Quién es como el Señor, nuestro Dios,
que tiene su morada en las alturas,
y se inclina para contemplar el cielo y la tierra?
Él levanta del polvo al desvalido, alza al pobre de su miseria. R.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas que no debes hacer en Misa y tal vez no lo sabías…