martes, 27 de diciembre de 2016

Lectura de la primera carta de san Juan 1, 1-4

SAN JUAN, APÓSTOL Y EVANGELISTA
Fiesta

Les anunciamos lo que hemos visto y oído



Queridos hermanos:
Lo que era desde el principio,
lo que hemos oído,
lo que hemos visto con nuestros ojos,
lo que hemos contemplado
y lo que hemos tocado con nuestras manos
acerca de la Palabra de Vida,
es lo que les anunciamos.
Porque la Vida se hizo visible,
y nosotros la vimos y somos testigos,
y les anunciamos la Vida eterna,
que existía junto al Padre
y que se nos ha manifestado.
Lo que hemos visto y oído,
se lo anunciamos también a ustedes,
para que vivan en comunión con nosotros.
y nuestra comunión es con el Padre
y con su Hijo Jesucristo.
Escribimos esto
para que nuestra alegría sea completa.

Palabra de Dios.


Reflexionamos juntos

El breve prólogo de esta carta, fundamenta la fe cristiana sobre el argumento de su testimonio ocular que es la «palabra de vida» y sobre algunos episodios esenciales descritos de modo sintético y concreto. Juan, aquí pone el acento no tanto sobre la «Palabra», como en el prólogo de su evangelio, sino sobre la «vida» que Jesús posee y dona. Todo tiene comienzo en la experiencia del apóstol vivida en contacto directo con Jesús, que presenta con hechos históricos documentables: «hemos oído... visto... tocado... contemplado la palabra de vida». Esta experiencia llega a ser en el Apóstol testimonio y ejemplo coherente; este testimonio se hace anuncio valiente a los otros para que participen del mismo don; además, el anuncio genera la comunión entre los hermanos de la comunidad, comunión que, en realidad, es auténtica participación en la vida trinitaria con el Padre y el Hijo Jesús. Por último, esta comunión hace brotar el fruto de la alegría que colma el corazón.


P. Juan R. Celeiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog