viernes, 27 de enero de 2017

Lectura de la carta a los Hebreos 10, 32-39


 
Hermanos:
Recuerden los primeros tiempos: apenas habían sido iluminados y ya tuvieron que soportar un rudo y doloroso combate, unas veces expuestos públicamente a injurias y atropellos, y otras, solidarizándose con los que eran tratados de esa manera. Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente.
No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa. Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de Dios y entrar en posesión de la promesa.
Porque todavía falta un poco, muy poco tiempo,
y el que debe venir vendrá sin tardar.
Mi justo vivirá por la fe,
pero si se vuelve atrás, dejaré de amarlo.
Nosotros no somos de "los que se vuelven atrás" para su perdición, sino que "vivimos en la fe" para preservar nuestra alma. ,
 
Palabra de Dios.


Reflexionamos juntos

 El breve prólogo de esta carta, fundamenta la fe cristiana sobre el argumento de su testimonio ocular que es la «palabra de vida» y sobre algunos episodios esenciales descritos de modo sintético y concreto. Juan, aquí pone el acento no tanto sobre la «Palabra», como en el prólogo de su evangelio, sino sobre la «vida» que Jesús posee y dona. Todo tiene comienzo en la experiencia del apóstol vivida en contacto directo con Jesús, que presenta con hechos históricos documentables: «hemos oído... visto... tocado... contemplado la palabra de vida». Esta experiencia llega a ser en el Apóstol testimonio y ejemplo coherente; este testimonio se hace anuncio valiente a los otros para que participen del mismo don; además, el anuncio genera la comunión entre los hermanos de la comunidad, comunión que, en realidad, es auténtica participación en la vida trinitaria con el Padre y el Hijo Jesús. Por último, esta comunión hace brotar el fruto de la alegría que colma el corazón.



P. Juan R. Celeiro 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog