lunes, 30 de enero de 2017

SALMO RESPONSORIAL 30, 20-24



R.    ¡Sean fuertes los que esperan en el Señor!

¡Qué grande es tu bondad, Señor!
Tú reservas para tus fieles,
y la brindas a los que se refugian en ti,
en la presencia de todos. R.


Tú los ocultas al amparo de tu rostro
de las intrigas de los hombres;
y los escondes en tu Tienda de campaña,
lejos de las lenguas pendencieras. R.


¡Bendito sea el Señor!
Él me mostró las maravillas de su amor
en el momento del peligro.
¡Qué grande es tu bondad, Señor! R.


En mi turbación llegué a decir:
«He sido arrojado de tu presencia».
Pero Tú escuchaste la voz de mi súplica,
cuando yo te invocaba. R.


Amen al Señor, todos sus fieles,
porque Él protege a los que son leales
y castiga con severidad a los soberbios.
¡Sean fuertes los que esperan en el Señor! R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog