sábado, 25 de febrero de 2017

Ayúdame, Señor


A ocuparme, razonablemente
en aquello que sea para tu gloria,
para el beneficio de los míos y de mí mismo.
A disfrutar el presente, sin estar tan pendiente
de lo que pueda ocurrir mañana.
A, mirar hacia el futuro,
aportando las semillas que siembro hoy en el camino.

Ayúdame, Señor.
A sentir tú mirada en aquello que veo.
A palpar tus manos en mis pequeñas obras de cada día.
A escuchar tu Palabra en las mías,
pobres, torpes y atropelladas.

Ayúdame, Señor.
A vivir comprometido pero sin ansiedad.
A caminar ligero, pero sin prisas.
A trabajar con empeño, pero sin nervios.
A soñar con un futuro mejor
sin olvidar que puedo superar el presente.

Ayúdame, Señor.
A confiar en tu mano providente.
A no tener miedo al mañana que me aguarda.
Contigo, Señor, me basta.
Amén.

P. Javier Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog