jueves, 30 de marzo de 2017

Salmo 106(105),19-20.21-22.23.


En Horeb se fabricaron un ternero, 
adoraron una estatua de metal fundido:
así cambiaron su Gloria 
por la imagen de un toro que come pasto.

Olvidaron a Dios, que los había salvado 
y había hecho prodigios en Egipto,
maravillas en la tierra de Cam 
y portentos junto al Mar Rojo.

El Señor amenazó con destruirlos, 
pero Moisés, su elegido, 
se mantuvo firme en la brecha 
para aplacar su enojo destructor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog