viernes, 31 de marzo de 2017

Salmo 34(33),17-18.19-20.21.23.


El Señor rechaza a los que hacen el mal 
para borrar su recuerdo de la tierra.
Cuando ellos claman, el Señor los escucha 
y los libra de todas sus angustias.

El Señor está cerca del que sufre 
y salva a los que están abatidos.
El justo padece muchos males, 
pero el Señor lo libra de ellos.

El cuida todos sus huesos, 
no se quebrará ni uno solo.
Pero el Señor rescata a sus servidores, 
y los que se refugian en El no serán castigados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog