domingo, 19 de marzo de 2017

SALMO RESPONSORIAL 94, 1-2. 6-9



R.    Cuando escuchen la voz del Señor,
        no endurezcan el corazón.

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor,
aclamemos a la Roca que nos salva!
¡Lleguemos hasta Él dándole gracias,
aclamemos con música al Señor!  R.

¡Entren, inclinémonos para adorarlo!
¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó!
Porque Él es nuestro Dios,
      y nosotros, el pueblo que Él apacienta,
las ovejas conducidas por su mano.  R.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor:
«No endurezcan su corazón como en Meribá,
      como en el día de Masá, en el desierto,
cuando sus padres me tentaron y provocaron,
aunque habían visto mis obras».  R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog