sábado, 6 de mayo de 2017

POR TI, SEÑOR



Defenderé la justicia,
frente aquella otra que con muchos intereses se pone de parte del poderoso y olvida al pobre.

POR TI, SEÑOR

Seré incomprendido pero sin echarme atrás, sabiendo que, Tú, Señor, me acompañas y me guías
con la fuerza de tu Espíritu
por los caminos en los que yo avanzo y me desgasto.

POR TI, SEÑOR

Huiré de la palabrería, huérfana y sin obras, para dejar –en tu nombre y por tu nombre- semillas de tu verdad y de tu presencia.
¿Me ayudarás, Señor?
Mira que, grande es la aventura,
y débiles mis fuerzas
Mira, Señor, que la envidia y el orgullo, las pruebas y la tentación de abandono salen a mi paso como el sol saluda cada mañana.

POR TI, SEÑOR

Llenaré de misericordia el cántaro del mundo como la fuente lo hace con una vasija. Inundaré de paz y de concordia cada rincón como lo hace la brisa del mar en su orilla
Miraré hacia arriba, como el girasol lo hace buscando su fuerza en el sol que nace

POR TI, SEÑOR

Seré el último ante el mundo
Sabiendo que ante Ti, puede que sea el primero
Seré el primero sirviendo
Aún a riesgo de no ser recompensado humanamente
Seré niño en tus brazos
Para sentirme siempre protegido por tu mano

POR TI, SEÑOR
Javier Leoz




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog