martes, 27 de junio de 2017

El amor es más grande



El amor de Cristo es más grande.
Esto es lo que afirmarían más fuertemente
los grandes pecadores perdonados, convertidos.

San Pedro negó a Cristo públicamente
tres veces, y fue perdonado.
¡Qué poca penitencia le exigieron:
tres veces “Tú sabes que te quiero”!

Agustín cometió muchos y gravísimos
pecados, y está perdonado; es un gran santo.

María Magdalena fue una pecadora pública,
una prostituta... y, con el amor mismo
con que pecó, purificado, se convirtió
en una gran santa.

Judas tenía perdón. Cristo le perdonó,
pero Judas no quiso confiar.
-“He entregado sangre inocente”. “
Demasiado pecado – pensó–, pecado
que no tiene perdón”.
Pero se equivocaba. Sí tenía perdón.

Te equivocas cuando crees que tú
Tampoco tienes perdón, porque algún pecado
tuyo ha superado con mucho la medida.
Tienes solamente que pedir,
con humildad, perdón.

El amor de Cristo ha superado todas
las marcas; la misericordia de Cristo no tiene
orillas ni fronteras; es mayor, infinitamente
mayor que todos los pecados que has cometido
y que puedas cometer en el futuro.

Si desconfías, te equivocas, como se equivocó
Judas. Si confías, aciertas, como ese innumerable
ejército de pecadores convertidos.

Padre Mariano de Blas, L.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog