martes, 18 de julio de 2017

Ay de Ti

Ay de ti si tu vida se va diluyendo 
entre las prisas y los agobios.
Ay de ti si vives con los ojos cerrados 
a tantos milagros cotidianos.
Ay de ti si dices que me amas 
y luego solo te buscas a ti mismo.
Ay de ti si miras para otro lado 
cuando te encuentras un hermano 
caído en el camino.
Ay de ti si acumulas y acaparas sin freno, 
y te olvidas de compartir con los pobres.
Pero…
Dichoso tú si en medio de las prisas y los agobios 
percibes mi presencia de paz.
Dichoso tú si en cada rincón de tu existencia 
ves un milagro de mi mano.
Dichoso tú si cuando dices que me amas 
haces verdad este amor sirviendo a los más débiles.
Dichoso tú si vives con ojos abiertos y manos extendidas 
ante los descartados de la tierra.
Dichoso tú si tu alegría te lleva a desprenderte de algo de lo que acumulas 
para que otros puedan gozar de una vida más digna.

(Fermín Negre)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog