lunes, 17 de julio de 2017

¿En qué momentos de la misa hay que inclinar la cabeza?

La inclinación quiere expresar “la reverencia y la honra que se atribuyen a las propias personas o a sus símbolos” (P. Aldazábal, quien fuera presidente del Centro Pastoral Litúrgica de Barcelona) .
La instrucción del Misal romano nos enseña que debemos hacer inclinación de la cabeza cuando el sacerdote dice:
– “La Virgen María, Madre de Dios…”
– “Por nuestro Señor Jesucristo…”
– “… les bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”
En la bendición final , todos deben inclinarse, incluso aunque no lo indiquen el sacerdote o el diácono.
“Si se emplea la oración sobre el pueblo o la fórmula de bendición solemne, el diácono dice: Inclínense para recibir la bendición…” (IGMR 185).
Hay que recordar que la forma ordinaria del rito romano (o también llamada Misa de Pablo VI) no se puede arrodillar para recibir la bendición final, como sucede en la forma extraordinaria, también llamada Misa tridentina.
¿Quieres leer más sobre las normas litúrgicas y su sentido? Haz click aquí y lee la Instrucción General del Misal Romano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog