jueves, 20 de julio de 2017

Lectura del libro del Éxodo 3, 13-20



Moisés, después de oír la voz del Señor que le hablaba desde la zarza, dijo a Dios: «Si me presento ante los israelitas y les digo que el Dios de sus padres me envió a ellos, me preguntarán cuál es su nombre. y entonces, ¿qué les responderé?»
Dios dijo a Moisés: «Yo soy el que soy». Luego añadió: «Tú hablarás así a los israelitas: "Yo soy" me envió a ustedes». Y continuó diciendo a Moisés: «Tú hablarás así a los israelitas: Yahveh, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, es el que me envía. Éste es mi nombre para siempre, y así será invocado en todos los tiempos futuros. Ve a reunir a los ancianos de Israel y diles: El Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me apareció y me dijo: "Yo los he visitado y he visto cómo los maltrataban los egipcios. Por eso decidí librarlos de la opresión que sufren en Egipto, para llevarlos al país de los cananeos, los hititas, los amorreos, los perizitas, los jivitas y los jebuseos, a una tierra que mana leche y miel".
Ellos te escucharán, y tú irás a presentarte ante el rey de Egipto, junto con los ancianos de Israel. Entonces le dirás: "El Señor el Dios de los hebreos, vino a nuestro encuentro. Y ahora tenemos que realizar una marcha de tres días por el desierto, para ofrecer sacrificios al Señor, nuestro Dios".
Ya sé que el rey de Egipto no los dejará partir, si no es obligado por la fuerza. Pero Yo extenderé mi mano y castigaré a Egipto, realizando ante ellos toda clase de prodigios. Así él los dejará partir».

Palabra de Dios.


Reflexionamos juntos 

En la Biblia conocer o poner el nombre es sinónimo de conocimiento del ser profundo de lo nombrado. Dios, por tanto al revelar su nombre, revela su ser mas profundo. El nombre propio del Dios de Israel- que las versiones mas antiguas de la Biblia hebrea, siguiendo una costumbre judía sustituyen por “el Señor” – es “Yahvé”. Este nombre es explicado con la enigmática frase “Yo soy el que soy”. En este contexto el verbo “ser” no significa simplemente “existir” sino “estar presente de una manera activa”. Yahvé es, entonces el Dios que “esta” con Moisés para librar a los israelitas de la esclavitud, y que “está” con su pueblo para manifestarle su poder, su amor  y su fidelidad a través de la gesta salvífica y de sus intervenciones sucesivas  en la historia. Por eso algunas traducciones dicen “Yo soy el que seré”. Para nosotros:¿Quién es Dios? ¿Es el que es? ¿O una idea, un conjunto de mandamientos, de doctrinas de prohibiciones, etc.? Señor, revélame tu Nombre.


P. Juan R. Celeiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog