Entradas

Mostrando entradas de 2018

Oración de fin de año

Imagen
Señor, al terminar este año, quiero darte GRACIAS por lo que recibí de tus manos Y por lo que no juzgaste conveniente concederme. GRACIAS por la vida, el tiempo, los talentos y los bienes que me entregaste Y por haberme enseñado a valerme de ellos para colaborar contigo Tanto en la salud como en la enfermedad.
GRACIAS por las personas que a lo largo de estos doce meses estuvieron conmigo Y por aquellas que hoy ya no lo están; GRACIAS por las nuevas amistades, Por aquellas personas bondadosas que me tendieron su mano Y por aquellas que me diste la oportunidad de ayudar.
TE PIDO PERDON, Señor, por el tiempo perdido, Por el daño que pude haber causado, Por dinero mal gastado, Por la palabra inútil y el amor desperdiciado, Por la oración que poco a poco fui aplazando Y hasta ahora vengo a presentarte.
En los próximos días se iniciará un nuevo año Y solo Tú sabes si llegaré a vivirlo en esta tierra. TE DOY GRACIAS DE ANTEMANO POR TODO QUE QUIERAS ENVIARME Abre todo mi ser para recibirlo con ánimo generoso y …

Lecturas del día

Imagen
Lectura de la primera carta de san Juan 2, 18-2
Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría un Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora. Ellos salieron de entre nosotros; sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran sido, habrían permanecido con nosotros. Pero debía ponerse de manifiesto que no todos son de los nuestros. Ustedes recibieron la unción del que es Santo, y todos tienen el verdadero conocimiento. Les he escrito, no porque ustedes ignoren la verdad, sino porque la conocen, y porque ninguna mentira procede de la verdad.
Palabra de Dios.

¿En este último día del año podemos decirle al cielo, a la tierra y a todo lo que ellos contienen que se alegren? Sí, apoyados en nuestra fe en Jesucristo Señor de la historia, podemos decirle al mundo y a nuestro propio corazón: ¡Alégrate! Aunque de momento estés sufriendo, o cansado, o solo, o triste, o insatisfecho… ¡Alégrate! Es verdad que de entre “nosot…

Lecturas del domingo

Imagen
LA SAGRADA FAMILIA DE JESÚS, MARÍA y JOSÉ



Lectura del primer libro de Samuel 1, 20-22. 24-28
En aquellos días, Ana concibió, y a su debido tiempo dio a luz un hijo, al que puso el nombre de Samuel, diciendo: «Se lo he pedido al Señor». El marido, Elcaná, subió con toda su familia para ofrecer al Señor el sacrificio anual y cumplir su voto. Pero Ana no subió, porque dijo a su marido: «No iré hasta que el niño deje de mamar. Entonces lo llevaré y él se presentará delante el Señor y se quedará allí para siempre». Cuando el niño dejó de mamar, lo subió con ella, llevando además un novillo de tres años, una mediada de harina y un odre de vino, y lo condujo a la Casa del Señor en Silo. El niño era aún muy pequeño. Y después de inmolar el novillo, se lo llevaron a Elí. Ella dijo: «Perdón, señor mío, ¡por tu vida, señor!, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti, para orar al Señor. Era este niño lo que yo suplicaba al Señor, y Él me concedió lo que le pedía. Ahora yo, a mi vez, se lo cedo a …

Lecturas del día

Imagen
Lectura de la primera carta de san Juan 2, 3-11
Queridos hermanos: La señal de que conocemos a Dios, es que cumplimos sus mandamientos. El que dice: «Yo lo conozco», yno cumple sus mandamientos, es un mentiroso, yla verdad no está en él. Pero en aquel que cumple su palabra, el amor de Dios ha llegado verdaderamente a su plenitud.
Ésta es la señal de que vivimos en Él. El que dice que permanece en Él, debe proceder como Él. Queridos míos, no les doy un mandamiento nuevo, sino un mandamiento antiguo, el que aprendieron desde el principio: este mandamiento antiguo es la palabra que ustedes oyeron.
Sin embargo, el mandamiento que les doy es nuevo. Y esto es verdad tanto en Él como en ustedes, porque se disipan las tinieblas yya brilla la verdadera luz. El que dice que está en la luz y no ama a su hermano, está todavía en las tinieblas. El que ama a su hermano permanece en la luz y nada lo hace tropezar. Pero el que no ama a su hermano, está en las tinieblas y camina en ellas, sin saber a dónde va, porque las tinieblas lo h…

Día de los Santos Inocentes

Imagen
La consulta bien intencionada de aquellos Magos que llegaron de Oriente al rey fue el detonante del espectáculo dantesco que organizó la crueldad aberrante de Herodes a raíz del nacimiento de Jesús.

Habían perdido el brillo celeste que les guiaba, llegó la desorientación, no sabían por donde andaban, temieron no llegar a la meta del arduo viaje emprendido tiempo atrás y decidieron quemar el último cartucho antes de dar la vuelta a su patria entre el ridículo y el fracaso.

Al rey le produjo extrañeza la visita y terror la ansiosa pregunta sobre el lugar del nacimiento del Mesías; rápidamente ha hecho sus cálculos y llegado a la conclusión de que está en peligro su status porque lo que las profecías antiguas presentaban en futuro parece que ya es presente realidad. Se armó un buen revuelo en palacio, convocaron a reunión a los más sabios con la esperanza de que se pronunciaran y dieran dictamen sobre el escondrijo del niño "libertador". El plan será utilizar a los visitantes ext…

Lecturas del día

Imagen
Lectura de la primera carta de san Juan 1, 52, 2
Queridos hermanos: La noticia que hemos oído de Dios y que nosotros les anunciamos, es ésta: Dios es luz, y en Él no hay tinieblas. Si decimos que estamos en comunión con Él y caminamos en las tinieblas, mentimos y no procedemos conforme a la verdad. Pero si caminamos en la luz, como Él mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado.
Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y Justo para perdonamos y purificamos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso, y su palabra no está en nosotros.
Hijos míos, les he escrito estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos un defensor ante el Padre: Jesucristo, el Justo. Él es la Víctima propiciatoria por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.
Palabra de Dios.
Se nos ll…