viernes, 8 de enero de 2010

HOY RECORDAMOS A NUESTRA SEÑORA QUE DESATA LOS NUDOS

Rezamos el Rosario cada hora 8.30 a 18.30 hs

Santa Misa 19.00


Oración a Nuestra Señora que Desata los Nudos

Santa María desatadora de nudos
Santa María, llena de la presencia de Dios,
durante los días de tu vida aceptaste con
toda humildad la voluntad del Padre,
y el maligno nunca fue capaz de enredarte con
sus confusiones.
Ya junto a tu Hijo
intercediste por nuestras dificultades y,
con toda sencillez y paciencia,
nos diste ejemplo de cómo desenredar
la madeja de nuestras vidas.
Y al quedarte para siempre como
Madre Nuestra, pones en orden y haces mas
claros los lazos que nos unen al Señor.

Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra,
Tú que con corazón materno desatas los
nudos que entorpecen nuestra vida,
te pedimos que nos recibas en tus manos
y que nos libres de las ataduras y confusiones
con que nos hostiga el que es nuestro enemigo.
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo,
líbranos de todo mal, Señora Nuestra
y desata los nudos, que impiden nos unamos a Dios,
para que libres de toda confusión y error,
los hallemos en todas las cosas,
tengamos en El puestos nuestros
corazones y podamos servirle
siempre en nuestros hermanos. Amén

jueves, 7 de enero de 2010

Mira il tuo popolo

Salve Rociera

La Coronilla de la Divina Misericordia - Cantada

1ra Parte



2da Parte


Oración a María Santísima Della Libera

Nuestra Auguta protectora María santísima de la Libera, gimiendo en lo profundo de este valle solitario, nos postramos a tus pies con lágrimas y suspiros, para implorar socorro.
Náufragos en medio de las tempestades del mundo, nos refugiamos bajo tu amor maternal, deponemos en tu regazo nuestras lágrimas, a ti confiamos nuestras penas.
Socórrenos piadosa, escucha nuestros ruegos. Desde tu trono de gloria, donde estás sentada cual Reina, descienda como rocío benéfico la Gracia Divina, que rompa los brazos del vicio que nos aleja de tu hijo, nos sustente en las aflicciones, dé prosperidad a los campos, tranquilidad a los mares tempestuosos, resignación a los pobres, gloria a esta tierra donde el cántico eterno de la veneración se enlace con tus místicos laureles.
Enjuga el llanto de tus hijos y haz que a las lágrimas de este destierro sigan los gozos de la Patria Celestial. Amén.

María Santísima Della Libera






LA IGLESIA De. S. MARIA SANTISSIMA DELLA LIBERA

Historia



Un hecho de extraordinaria importancia en la historia de Colle es el origen de la construcción de la iglesia de S. Maria della Libera. Estamos en el lejano noviembre de 1439. Hace tiempo que las tropas de Alfonso I, rey de Nápoles y las de Renato de Anjou, pretendiente al trono, se enfrentan. Los condotieros y capitanes de tropas mercenarias están de ambos lados. Para dar una mano a Renato de Anjou acude Giacomo Caldora. Un famoso condotiero perteneciente a una familia noble apruzzese de las más poderosas de la Italia meridional. Poseía grandes propiedades que iban desde el valle del Sangro en los Abruzos al Tavoliere delle Puglie. Después de aprender el arte de la guerra bajo la dirección de Braccio da Montone, formo su propio grupo de mercenarios colocándose al comienzo al servicio de Aragón en contra de la Casa de Anjou, y después al servicio de este ultimo en contra de Alfonso I. Llegando a combatir a su anterior maestro Braccio da Montone, a quien derrotó en junio de 1424 en L´Aquila. El 15 de noviembre 1439, lo encontramos a las puertas de Colle. Lo que sucedió viene relatado por tres cronistas. Ludovico Raymo, en su crónica “Successi veri”, menciona la muerte del Caballero Caldora en las puertas de Colle. Ciarlante retoma el hecho pero lo informa con algunos agregados. El historiador Costanzo Incece, en cambio, es un minucioso portavoz del acontecimiento, escribe: “Caldora tomó el camino de Benevento, con la esperanza que al cambiar la ruta, poder así engañar al enemigo y pasar; entre tanto comenzó a extorsionar a los castillos del valle, y al enterarse qué todos llevaban suministros a su ejército, salvo el de Colle, que era de la casa de la Leonessa devota del rey Alfonso, se trasladó allí para asediarlo y prometió a los soldados el saqueo. Los de Colle, aterrorizados, que no creían que un ejército hiciera eso, cuando vieron acercarse a los que había mandado, enviaron a su encuentro al mas anciano para pedir perdón y compasión, y negociar para evitar el saqueo. Los mando a que hicieran acuerdo con los capitanes y soldados, y mientras lo intentaban, y él se paseaba por el lugar, hablando con el conde de Altavilla y Cola de Ofieri, del mundo que podía tener de trasladarse a Nápoles, le cayo la cabeza sobre el pecho, y necesito que el Comandante lo sostuviera sobre el caballo para no caerse, y descendiendo del monte, fue necesario que varios lo llevaran a su tienda, donde unas horas después murió siendo el 15 noviembre de 1439. Los soldados espantados por esa muerte imprevista, tomaron su cuerpo, abandonando la zona y lo velaron en Sulmona. Colle así se salvó del pillaje. Como muestra de agradecimiento, los Collesi construyeron una iglesia a Nuestra Señora de la Libera, fuera de las murallas de la ciudad, exactamente en la misma zona donde se habían detenido las tropas sitiadoras de Caldore.


El culto


El culto de la Madonna della Libera se afirmó, no sólo en Colle, sino también en las regiones vecinas. No sabemos si en la iglesia hubo originalmente un cuadro o una estatua. Ciertamente, la invocación y el culto propiciatorio de la Virgen adoptaron diversas formas en función de la evolución de la sociedad. Particularmente el culto a la Virgen se desarrolló y adquirió formas notables durante los desastres naturales. Lamentablemente, ningún acto formal nos ha llegado que pudiera atestiguar si se efectuaban o no procesiones con la imagen de la Virgen. Es, sin embargo, de suponer que había, como era costumbre de la época. Tenemos que llegar al final del S. XIX para tener el primer documento en imagen de una estatua llevada en procesión por las calles del pueblo. La presencia de todo el clero local, de los miembros de las congregaciones religiosas con sus estandartes, de las autoridades civiles y militares y del pueblo implorante certifica la intensidad alcanzado por el culto de la Virgen María a finales de 1800 en Colle Sannita. Incluso hoy en día el culto de la Madonna della Libera está vivo y es conocido. Durante la procesión, que cae en determinados días del año, precisamente el domingo de Pentecostés, el lunes inmediato y el 15 de noviembre, es posible ver a mujeres descalzas y llorando seguir la estatua de la Virgen. Hasta los años 60 fueron muchos los fieles que, después de haber acompañado a la estatua a la iglesia, hacían varias vueltas al Altar principal arrastrando por el suelo la lengua como un signo de arrepentimiento o de súplica.


La estatua


En 1912, la estatua de madera de la Virgen del S. XIX, que se veneraba en la iglesia, se perdió debido a un incendio debido a la imprudencia de un custodio que habían dejado las velas encendidas. La estatua actual es también de madera y reproduce el modelo de la perdida. Mientras la estatua del siglo XIX se presentaba más bien inclinada en los lineamentos del cuerpo, la actual se destaca por el equilibrio entre las distintas partes. Los brazos ligeramente extendidos y separados, dan un efecto a la estatua de movimiento “en potencia”, sugerido mas que expresado. El rostro, bellísimo, bañado de una expresión natural y dulce, ha sido retocado en 1956, pero no ha perdido la vibración interna que emana. De la mejilla izquierda el observador puede distinguir una ligera diferencia en el tono de color debido a un nudo existente en el tronco de madera del que fue hecha la imagen. La estatua es obra de la empresa Rosa Zanazi de Roma. Pintada con los procedimientos técnicos muy sofisticados, después de más de 70 años, la estatua no presenta ninguna ondulación como fácilmente se encuentra en los trabajos en madera. La delicadeza con que se realizo la obra surge observando la delicada policromía, limitada a unos pocos colores básicos utilizados en capas repetidas. El gris, ligero velo que desde la cabeza circunda la espalda de la Virgen, irradia en lugar de atenuar, resaltando el rosado de la cara y del cuello. El manto y el vestido, dejando levemente entrever las formas del cuerpo, está adornado con bordados preciosos. Los elementos naturales, plantas y flores, se mezclan de manera armoniosa con el azul, el rojo y el oro de los colores dando así una forma pictórica bien cuidada y de altísima calidad.
En 1939, aprovechando el 5 º centenario del milagro realizado por la Virgen, por Decreto del Vaticano, la estatua de la Madonna fue solemnemente coronada con una tiara espléndida de oro, artísticamente cincelada. La actual, que se ve en la cabeza, es una copia de la original celosamente guardada. La corona procede de la fundición de una parte del oro, que formaba parte del tesoro de la Virgen.

Los Mosaicos


La iglesia, originalmente, de simple trazado, hoy en día es un crucero de cruz latina; el abside ha sido añadido en el siglo XX. En su interior se han realizado espléndidos mosaicos, que merecen un examen más cuidadoso y exhaustivo, para así poder ser apreciados y justamente valorados.
Cuando Veroi, el artista romano diseñador de la obra, procedió a recordar la historia de la liberación de Colle del saqueo de 1439 optó por seguir, aunque con procedimientos técnico-operativos distintos, los modelos bizantinos. Esto le permitió crear, efectos artísticos sugerentes. Es propiamente el simbolismo, en sentido figurado, expresado por los mosaicos en una jerarquía de imágenes vinculadas al cuerpo arquitectónico de la cúpula, la atracción principal. En el momento, de la concreción práctica, los artesanos artistas del estudio de Marco Tullio Monticelli en Roma logran a través de las vibraciones de oro y azul, la estilización de figuras y paisajes, para crear una atmósfera que bien recuerda el tema elegido. Sobre el telón de fondo de la cúpula dorada domina la Virgen, a sus pies el pueblo con la torre y las casas agrupadas. De un lado de las paredes, las escenas más memorables de los hechos como los narro el historiador Costanzo. Un ángel, que desciende desde lo alto y golpea con una flecha al líder Caldora (es la única interpretación libre que se muestra). En los cuatro ángulos, escenas inspiradas en el Evangelio completan la representación veroniana en la cual se apoya la grandeza de Maria: la Anunciación, la Natividad, las bodas de Cana y el Descendimiento de la Cruz del Hijo de Dios y de María. Un versículo del Magníficat: "Derribó a los poderosos de sus tronos. Y elevo a los humildes ", a lo largo de la circunferencia de base de la cúpula mayor, quiere ser el himno final de alabanza a la Virgen María. Y con este espíritu y este ánimo es que nos debemos aproximar al mosaico si se desea realmente aprovechar el mensaje más íntimo del artista.

miércoles, 6 de enero de 2010

Jesús dijo: “ Dejad que los niños vengan a mí"



Y nosotros con la ayuda del Espíritu Santo, acercaremos a los niños el evangelio dominical, con recursos simples que les permita comprenderlo y vivirlo.

Virgen del Rocío





El Rocío es el grito más expresivo de fe y el llanto más apasionado de Andalucía a Santa María. La Virgen del Rocío es el auxilio y la fortaleza de los hombres frente a las necesidades, a los problemas de cada uno, tanto en la salud como en el trabajo, tanto en el hogar como en la escuela,...
Ella es la mediación ante Cristo–Jesús, hermano entre los hombres; porque para el auténtico rociero, la última conmoción del sentimiento la tiene cuando sus ojos se detienen ante el Pastorcito Divino, que esta en las manos amorosas de su Madre.
Es la sabiduría de un pueblo sencillo que sabe ganarse el corazón de su Madre, para llegar al corazón de su Hijo. A Ella la miramos a la cara para pedirle ayuda ante las necesidades: por la salud, por ese puesto de trabajo, por esas notas en los exámenes, y por tantas y tantas cosas... pero también La miramos para agradecerle las alegrías que a Ella le hemos implorado y que nos han sido concedidas; y también La miramos para darle las gracias por esa intercepción ante Dios Nuestro Señor, cualquiera que haya sido el resultado.
El ROCÍO... es la Virgen, y hacia Ella tienden y miran sus devotos; con la alegría que cualquiera experimenta al estar al lado de su madre.
La Virgen comenzó a ser venerada en un lugar conocido como “Las Rocinas”. Por este motivo y, en alusión al lugar, el nombre primitivo de la Virgen fue Nuestra Señora de las Rocinas, hasta que el pueblo de Almonte comenzó a llamarla Nuestra Señora del Rocío en el año 1653.
El pueblo también invoca a la VIRGEN DEL ROCÍO con otros títulos: BLANCA PALOMA, en alusión al Espíritu Santo en forma de paloma que preside sus andas. REINA DE LAS MARISMAS, en alusión a las Marismas(esteros) del Guadalquivir que se encuentran junto a su Santuario. PASTORA, en alusión al traje que luce cuando es llevada al pueblo de Almonte.

Inicio

2 LA HISTORIA DE LA APARICION

Si preguntamos como comenzó esta devoción a la Madre de Dios y Madre nuestra nos responderán con una copla:

“ La Virgen del Rocío
No es obra humana;
Que bajó de los cielos
Una mañana...”

Es que su origen permaneció oculto por el misterio y la belleza de las distintas leyendas y tradiciones. La que goza de mayor aceptación y raigambre es la que se describe en el antiguo libro de Reglas de la Hermandad Matriz de 1758: "Entrado el siglo XV de la encarnación del Verbo Eterno, un hombre que, o apacentaba ganado o iba de caza, hallándose en el término de la villa de Almonte en el sitio que llaman de la Rocina...Penetro aunque a costa de no poco trabajo, y en medio de las espinas halló la Imagen de aquel Sagrado Lirio Intacto de las espinas del pecado, vio entre las zarzas el Simulacro de aquella Zarza Mística ilesa en medio de los ardores del original delito, miró una Imagen de la Reina de los Ángeles de estatura natural colocada sobre el seco tronco de un árbol”. Quiso llevarla a la villa de Almonte, distante tres leguas del sitio del hallazgo. Pero la Imagen volvió a su lugar y allí se levantó una ermita para cobijarla.

Hoy la historia sitúa los orígenes del Rocío dos siglos antes y todo indica que fue el mariano monarca Alfonso X el Sabio (1252-1284) quien pudiera haber erigido aquella primera Ermita, tras su conquista de Niebla en 1262, de los moros, mandando colocar allí la bella imagen de la Virgen, para que fuera semilla que hiciera germinar de nuevo la fe cristiana. Desde esa fecha y hasta hoy, la historia no deja de hacer referencia a la ermita de Nuestra Señora de las Rocinas, nombre que toma del mismo lugar en que se construyo la ermita. América ayudo a que la devoción se afianzara y mantuviera: En 1587 el sevillano Baltasar Tercero, emigrante en el Perú, dejó dos mil pesos de plata para fundar una capellanía y restaurar la Ermita. Esta fundación, va a suponer una estructura organizativa que será el antecedente de lo que hoy es la Hermandad Matriz, regularizando los cultos y atendiendo debidamente a los lugareños y transeúntes que frecuentaban esa encrucijada de caminos.

La Virgen, que hasta entonces era una imagen de talla, en el año 1635 será vestida, como era costumbre en esa época, quedando tal como está hoy.
El 29 de junio de 1653 el pueblo de Almonte aclama a la Virgen como su Patrona y en el mismo acto se compromete a defender el misterio de su Inmaculada Concepción, adelantándose así a la proclamación del dogma que haría el Papa Pío IX en 1854 y que dará origen a que los estandartes de cada hermandad lleven el significativo titulo de “simpecado”. También se la comienza a llamar con el título de NUESTRA SEÑORA DEL ROCÍO. En las reglas de 1758 se alude a este cambio de nombre diciendo que se hizo "… no sin mística alusión." El nuevo nombre se inspira en la Liturgia de la Misa de Pentecostés, que en la oración de post-comunión compara la acción del Espíritu Santo con la fecundidad del Rocío. Por este motivo, se hace también el traslado de su fiesta del 8 de septiembre, al domingo, solemnidad de Pentecostés. Con estos acontecimientos los almonteños quieren significar que la Virgen del Rocío es la Virgen del Espíritu Santo, invocándola así al decir ¡viva esa Blanca Paloma!.
En el Siglo XVIII a imitación de la de Almonte, surgen las primeras Hermandades Filiales en los pueblos vecinos de la comarca. Quedando para la de Almonte el Titulo de Matriz que hace referencia a su preeminencia y a ser la anfitriona de las demás

Inicio

3 LA IMAGEN

La Virgen del Rocío responde en su interior a una talla completa, de finales del siglo XIII. Desde finales del siglo XVI, principios del XVII, la Virgen del Rocío comenzó a ser vestida como la vemos en la actualidad. Entonces, siguiendo el gusto de la época, y según la moda de los Austrias, se adaptó a la imagen con ropas de ricos brocados y telas bordadas con detalles de inigualable belleza.
A esto hay que sumar otros elementos realizados en orfebrería como son la media luna, la Ráfaga, el cetro y su corona.
Este cambio resultó muy positivo. Estéticamente es todo un deleite a los ojos y una gran riqueza para el arte sacro.

LA VIRGEN DE REINA
Normalmente la vemos vestida de “Reina”. El vestido corresponde a la moda de los Austrias, se usaba así en la época barroca por la alta nobleza. La falda tiene forma de campana, está adaptada a un armazón fuerte. Las mangas son de encaje, están dentro de otras, hechas con el mismo tejido que el de la parte inferior de su vestido. tiene una blusa cerrado al cuello y el rostrillo lleva encaje y está adornado con piedras preciosas.
La imagen se acompaña de orfebrería, tales como la diadema de rayos que rematan en estrellas de seis puntas, la Ráfaga, el cetro, la media luna a sus pies y la Corona de reina.
La Virgen del Rocío es una imagen de Gloria, porta en sus brazos al Niño Jesús, que luce como Ella, atributos reales.

LA VIRGEN DE PASTORA
Cada siete años la Virgen es llevada a su Pueblo de Almonte, para estos traslados, esperados con una dulce impaciencia, la Virgen luce un traje de viaje, más conocido por los rocieros como el vestido de Pastora.
Este traje es distinto que el de Reina. El traje es acampanado por la parte de la falda, lleva sobre sus hombros una capa corta. Y su hermosa cabellera, peinada con tirabuzones, es cubierta por un precioso sombrero, que se adorna con flores y cintas de seda.
El Niño también es vestido de Pastorcito.

Las sevillanas se hacen eco de esta realidad como esta:
“Mira si eres humilde,
Madre de los rocieros,
que vives en la Marisma
pudiendo vivir en el cielo.
Mira si eres humilde,
bendito tu corazón,
que te tratamos de Tú
siendo la Madre de Dios.

Y mira si eres humilde,
que siendo una gran Señora,
lo mismo vistes de Reina
que te vistes de Pastora”.
EL PASTORCITO
La imagen del Niño que lleva en brazos actualmente Nuestra Señora del Rocío, es de una fecha posterior a la de la Virgen.
Así como la Virgen se viste de Pastora, el Niño Jesús, se atavía con el mismo atuendo, siguiendo una antigua tradición. El Divino Pastorcito se toca con un bello sombrero, ciñe la zamarra de cordero y porta el cayado en su mano derecha. Se convierte en el auténtico Pastor de las almas rocieras, bajo la atenta mirada de su Madre Santísima, la Pastora de las Marismas. En tiempos existió, cerca de la puerta principal del Santuario, una fuente, llamada del Pastorcito del Rocío, de la que se conserva un bellísimo azulejo. El pueblo también cantó y sigue cantando por sevillanas esta divina advocación, tratada con especial ternura. Son las más bonitas. Las que se oyen quizá con más emoción, con más brillo en los ojos, con más tierna sonrisa.

Inicio

4 LA ERMITA

La primera Ermita en honor a la Virgen fue levantada hacia los años 1295-1300 por orden del Rey Alfonso X el Sabio. La Ermita sufrió importantes reformas y permaneció levantada hasta mediados del siglo XVIII que fue casi destruida por el terremoto de Lisboa, que tuvo lugar en el año 1755.

Unos años más tarde, en 1760 se bendijo un Santuario de dimensiones mayores y distinto del anterior. Estaba orientado de Este a Oeste, era de estilo mudéjar, pero su fachada tenía algunos elementos barrocos, así como el retablo de Cayetano D`Acosta.

En esta nueva Ermita, también fueron necesarias reformas significativas que tuvieron lugar en 1915, hasta que finalmente se procedió a su demolición para construir el actual Santuario.



El año 1964 se colocó la primera piedra del actual Santuario. Es de estilo barroco, si bien se podría denominar barroco- rural sevillano. La Virgen del Rocío entró en su nuevo Santuario el día 12 de abril de 1969, y fue bendecido por el Obispo de Huelva. El 14 de junio de 1999 se bendijo el nuevo retablo de estilo barroco y que cuenta con innumerables detalles de gran belleza.
Inicio

5 EL CAMINO

Momento de especial importancia para la vida de un rociero. Es el trayecto que realiza con su Hermandad desde su pueblo hasta la ALDEA DEL ROCÍO. Es el camino que concluirá con la llegada y la presentación ante la Virgen. Pero, en un sentido más amplio, el camino es la preparación para la Romería. Es un camino duro, sin las comodidades de nuestra época, pero el buen rociero está radiante de alegría porque, a cada paso, se acerca a su Madre, la Virgen.

Es expresión de una experiencia que excede el mero desplazamiento físico y que hace más bien referencia a ese “asedio” amoroso que desde casi todos los puntos geográficos de la Baja Andalucía y más allá, se despliega sobre la aldea. Es el camino-rito que media entre la peculiar situación de cada uno y la mirada amorosa de la Virgen: es un peregrinar purificante que hace posible un proceso de acercamiento progresivo no sólo físico, sino también espiritual.En el camino se comparte, se convive con los Hermanos en un claro ejemplo de fraternidad impregnado con el carácter festivo de su tierra. Hay momentos de bullicio, de palmas, de cante y de baile...

Pero también hay momentos para el silencio y el sobrecogimiento. No podemos olvidar el sentido eclesial del camino. En él vemos al Pueblo de Dios caminando en torno a su Madre, representada por el SIMPECADO, que es el centro del camino. Ante él se celebra la Santa Misa del Alba, se reza el Ángelus y al anochecer el Rosario. Ante él se canta, se baila, y se llora. Cada SIMPECADO representa en su Hermandad, a la Virgen del Rocío y los hermanos lo veneran con la misma Fe que cuando se postran ante Ella.
El camino se inicia donde radica la sede de la hermandad. La salida es el punto de arranque en el que se condensa el deseo y la emoción; en el que, prendidas al Simpecado, recorrerán simbólicamente el trayecto las miradas e ilusiones de todos los que, por una razón u otra, no podrán ir al Rocío. Ahora comienza un paréntesis en las vidas de cada uno, que se contagia de ese “tiempo sagrado” que implica todo hecho religioso.
Y concluye cuando la Hermandad realiza el acto de Presentación, pasando por delante de la Señora, con la emoción de poder rezarle la Salve y darle las gracias por haber culminado el sueño de estar ante Ella.

Inicio

6 ROMERIA DE PENTECOSTES

La Romería es el acontecimiento más importante del año rociero. Es Romería de Pentecostés, es decir, reunión del pueblo para celebrar, con María, su Madre, la venida del Espíritu Santo. Se calcula que, en los últimos años, la asistencia de personas se acerca al millón y medio de personas.
Actualmente el Rocío se articula en torno a 104 Hermandades Filiales bajo la dirección de la Hermandad Matriz de Almonte.El Camino es una preparación para la Romería y ésta comienza el sábado, antesala del Domingo de Pentecostés con una serie de actos.

El primero de ellos, la presentación de las Hermandades filiales, que a partir de las doce del medio día, son recibidas por la Hermandad Matriz de Almonte en la puerta del Santuario y que está representada por el Presidente, los miembros de la Junta de Gobierno y el alcalde de la Villa de Almonte.Las carretas de los Simpecados, que van desfilando por orden riguroso de antigüedad, se detienen unos instantes delante de la Ermita. Se le reza la Salve a la Virgen del Rocío y se contempla en los rostros la satisfacción de ese emocionante momento, salpicado la mayoría de las veces, por rostros llenos de lágrimas, como expresión de agradecimiento y de Fe.
Ese mismo día, a las doce de la noche, tiene lugar el Rosario de Almonte, donde el antiquísimo Simpecado de la Hermandad Matriz es acompañado al ritmo del rezo del Ave María, e iluminado por bengalas, mientras los campaniles no dejan de sonar.

El Domingo de Pentecostés, en el Real del Rocío –otro de los lugares característicos de la Aldea-, tiene lugar la celebración de la Santa Eucaristía: La Misa de Pontifical. El monumento que se levantó en su día con motivo de la coronación canónica de la Virgen del Rocío, será acompañado por todos los Simpecados de las hermandades filiales que, sobre un altar provisional elevado, se situarán para recibir la procesión que encabeza la Cruz Parroquial y a la que siguen la Junta de Gobierno de la Hermandad Matriz de Almonte, autoridades, y sacerdotes y capellanes que concelebrarán la Eucaristía junto con el Obispo de la diócesis de Huelva que preside la Santa Misa.
La noche del Domingo todas las Hermandades rezan el Rosario, siguiendo un itinerario previsto que les lleva hasta el Eucaliptal, lugar donde todos los simpecados se concentran, llevándose tras de sí a sus respectivos fieles y hermanos para rezar unidos a María, en su venerada advocación de Rocío.
Las plegarias, los rezos, las salves y Ave Marías, las luces de las velas detrás de cada Simpecado..., harán que nuestra vista no pueda contener el deseo de retener con la mirada un paisaje único y pacificador.
Finalizado el Rosario, el Simpecado de la Hermandad Matriz de Almonte, se abrirá paso entre los almonteños y fieles que se agolpan en la Ermita, esperando ver el momento de la salida de la Virgen, siempre esperada y siempre sorpresiva, hasta que se produce el salto de la reja para portar sobre los hombros a la Reina de las Marismas.

La procesión de Nuestra Señora del Rocío es el momento más esperado de los rocieros.
Los almonteños no resistirán más la tensión emotiva del momento y saltarán la reja para sacar a la Blanca Paloma. ¡La mañana del Lunes del Rocío!. Entre salves y vivas se tratará de contener a los almonteños ansiosos de portar a María, pero en una hora que no marca ningún reloj, en un momento electrizante y preciso, cuando el santero atropelladamente haya retirado las flores y las velas, uno primero, otro después, y ya decenas de cientos, harán el asalto glorioso de las andas de Nuestra Señora, y se abrirá la verja, porque si no se abren, por encima de ellas son capaces los almonteños de subir a su Virgen para portarla sobre sus hombros. La Virgen se inclina, gira, se ladea:

“¡Que se cae, que se cae...!
Pero... ¡qué se va a caer,
si a esa Virgen la sostienen
doce columnas de fe!”.

Ya en el centro de la iglesia, los brazos almonteños, los hombros de los rocieros de Almonte, se prolongarán en un vaivén, en un giro incesante, dentro del templo, adelante y atrás, mientras la pugna de unos y otros, por llevar a la Virgen, no ya sólo por meterse bajo las andas, sino también por tomar un varal, por tocar y llegar lo más cerca posible de la Blanca Paloma. Aunque en un principio parece que es imposible que la Virgen se mueva con algún objetivo, con algún destino. Parece que nunca se va a poner en marcha la Procesión. Pero sí, la Procesión tiene un destino, un itinerario, que incomprensiblemente, pero también inexorablemente se cumplirá. Por fin, la Virgen en el marco de la puerta. La multitud que ya llena las afueras del Santuario, eleva un clamor. Comienzan los “vivas” y los “oles”, los sombreros en alto y los brazos hacia arriba, la oración y la lágrima... Por fin la Virgen fuera, sobre el mar de rocieros emocionados..., llegará hasta el pocito, volverá hacia la puerta de la Ermita, todo en una inexplicable e impredecible ruta. Cuando por fin se presiente el clarear del día, la procesión se pondrá definitivamente en marcha.

Todo como a manera de un prólogo, jubiloso y necesario. Ella, la Reina de las Marismas, va a visitar a las hermandades filiales, por el Real. Cada hermandad espera en la puerta de su casa a la Virgen con ansias. Ya no se canta, ya no se baila, ya no se bebe. Ahora sólo se espera la llegada de la Blanca Paloma hasta la puerta, para acercarle el Simpecado, para que los sacerdotes a hombros de los hermanos recen una y otra Salve, coreada por los de alrededor. Todas con las mismas ansias; queriendo rezarle sus salves más fervorosas a la Virgen. Unas harán caer lluvias de pétalos; otras ofrecerán coplas encendidas, o salves cantadas.

Pero en todas, el mismo cariño, la misma devoción. Sobre el rezo, el “¡Viva la Virgen del Rocío!”, la lágrima fugaz o el llanto franco. Son lágrimas de alegría y pena, porque llega y se va. La Procesión del Rocío es algo que no se parece a nada, que se sale de los cánones de otras procesiones. Es Ella, meciéndose como una barca, sobre las cabezas de la multitud. Ella, Madre siempre, guapa como ninguna, Reina más que nunca.
Cerca de las dos de la tarde la Virgen habrá hecho su camino. Miles y miles de manos habrán rozado sus andas, miles de hombros la habrán portado, infinidad de niños habrán sido subidos hasta la Virgen, llevados y traídos por una corriente de brazos. Habrá pasado por las puertas de muchas hermandades como por casa de la camarista, que tiene el privilegio de ser izada hasta la Virgen. Termina la procesión. Entra en su Ermita y algo se termina y se rompe dentro de los rocieros. Ya todos hacia la casa de su hermandad, a preparar la vuelta, a recoger y a desandar los caminos. Uncidos los bueyes a los yugos, los rocieros irán a la Basílica que con una alfombra de arena llevada por los pies de los peregrinos, recibe a los romeros que harán su última visita a María Santísima del Rocío. Las hermandades dicen su adiós en la tarde nostálgica del Lunes. Y una última petición a la Virgen..., volver a verla.

Como rezar la Coronilla de la Divina Misericordia

Coronilla que Jesús Misericordioso enseñó a la beata Sor Faustina el 13 de septiembre de 1935.



Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. AMÉN.



Dios te Salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. AMÉN.



Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor. Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen. Padeció bajo el poder de Poncio Pilato. Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió a los cielos. Está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el Perdón de los pecados, la Resurrección de la carne y la vida eterna. AMÉN.



Al comienzo de cada decena:
Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero (una vez).



En cada cuenta de la decena:
Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero (10 veces).



Al terminar:
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero (3 veces)







martes, 5 de enero de 2010

Recordamos







1º domingo de mes
11:00 hs
Misa en Honor a la
Virgen del Rocío










Nuestra Sra. que Desata los Nudos
Día 8 de cada mes.
8:30 a 18:30 hs. Rosario c/hora
19:00 hs Santa Misa














Nuestra Sra. De Lourdes
Día 11 de cada mes.
18:30 hs. Rosario en la Gruta.
19:00 hs. Bendición del Agua y Misa










San Expedito
Día 19 de cada mes.
18:30 hs. Rosario y Letanías.
19:00 hs. Santa Misa












San Juan Bautista
Día 24 de cada mes.
18:30 hs. Rosario y Letanías.
19:00 hs. Santa Misa.




















Jesús Misericordioso
Día 26 de cada mes.
18:30 hs. Coronilla.
19:00 hs. Santa Misa







Inmaculado Corazón de María
1º sábado de mes
18:30 hs. Rosario y Letanías.
19:00 hs. Santa Misa.












María Santísima Della Libera
3º sábado de mes
18:30 hs. Rosario y Letanías.
19:00 hs. Santa Misa








DEVOCIONES






NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

El 11 de febrero de 1858, Bernadette, una niña de catorce años, recogía leña en Massbielle, en las afueras de Lourdes, cuando acercándose a una gruta, una de viento la sorprendió y vio una nube dorada y a una Señora vestida de blanco, con sus pies descalzos cubiertos por dos rosas doradas, que parecían apoyarse sobre las ramas de un rosal, en su cintura tenia una ancha cinta azul, sus manos juntas estaban en posición de oración y llevaba un rosario. Bernadette al principio se asusto, pero luego comenzó a rezar el rosario que siempre llevaba consigo, al mismo tiempo que la niña, la Señora pasaba las cuentas del suyo entre sus dedos, al finalizar, la Virgen María retrocedió hacia la Gruta y desapareció. Estas apariciones se repitieron 18 veces, hasta el día 16 de julio. El 18 de febrero en la tercera aparición la Virgen le dijo a Bernadette:"Ven aquí durante quince días seguidos". La niña le prometió hacerlo y la Señora le expresó:"Yo te prometo que serás muy feliz, no en este mundo, sino en el otro".
La noticia de las apariciones se corrió por toda la comarca, y muchos acudían a la gruta creyendo en el suceso, otros se burlaban.
En la novena aparición, el 25 de febrero, la Señora mando a Santa Bernadette a beber y lavarse los pies en el agua de una fuente, señalándole el fondo de la gruta. La niña no la encontró, pero obedeció la solicitud de la Virgen, y escarbó en el suelo, produciéndose el primer brote del milagroso manantial de Lourdes.

En las apariciones, la Señora exhortó a la niña a rogar por los pecadores, manifestó el deseo de que en el lugar sea erigida una capilla y mando a Bernadette a besar la tierra, como acto de penitencia para ella y para otros, el pueblo presente en el lugar también la imito y hasta el día de hoy, esta práctica continúa. El 25 de marzo, a pedido del párroco del lugar, la niña pregunta a la Señora ¿Quien eres?, y ella le responde: "Yo soy la Inmaculada Concepción". Luego Bernadette fue a contarle al sacerdote, y él quedo asombrado, pues era casi imposible que una jovencita analfabeta pudiese saber sobre el dogma de la Inmaculada Concepción, declarado por el Papa Pío IX en 1854. En la aparición del día 5 de abril, la niña permanece en éxtasis, sin quemarse por la vela que se consume entre sus manos. El 16 de julio de 1858, la Virgen María aparece por última vez y se despide de Bernadette. En el lugar se comenzó a construirse un Santuario, el Papa Pío IX le dio el titulo de Basílica en 1874. Las apariciones fueron declaradas auténticas el 18 de Enero 1862.
Lourdes es uno de los lugares de mayor peregrinaje en el mundo, millones de personas acuden cada año y muchísimos enfermos han sido sanados en sus aguas milagrosas. La fiesta de Nuestra Señora de Lourdes se celebra el día de su primera aparición, el 11 de febrero.

Santa Bernadette Soubirous: nació el 7 de enero, de 1844, en el pueblo de Lourdes, Francia. Su nombre era Marie Bernard, pero la llamaban Bernadette. Su salud era precaria, desde niña fue asmática, tiempo después de las apariciones, fue admitida en la Comunidad de Hijas de la Caridad de Nevers. En julio de 1866 comenzó su noviciado y el 22 de septiembre de 1878 pronunció sus votos, falleció unos meses después, el día 16 de Abril de 1879.
Dos virtudes resaltaban en Bernardette: la piedad y la modestia. Para ser piadoso no es necesario ser sabio. Aún cuando se hizo religiosa, ella misma decía que no sabía como orar y sin embargo pasaba largas horas en oración. Y su oración no era mecánica, sino que le hablaba a Dios y a la Virgen como se habla con una persona cara a cara. Era pues una oración del corazón, intensa, honesta y eficaz.
Amaba la oración. Ella sabía muy bien como rezar el Santo Rosario el cual siempre llevaba en su bolsillo. Lo tenía en sus manos cuando se le apareció la Virgen. Su primer gesto en momentos de cualquier prueba o dificultad era siempre tomar su rosario y empezar a recitarlo.
La vida de Bernadette, después de las apariciones estuvo llena de enfermedades y humillaciones, soporto muchos dolores, tenia tuberculosis, un tumor en la rodilla, problemas en los oídos.
En los primeros años con las monjas, la Santa jovencita sufrió mucho, no solo por su mala salud, sino también a causa que la Madre superiora del lugar que no creía en sus enfermedades, inclusive decía que cojeaba de su pierna para llamar la atención.
Como religiosa se dedicó a ser asistente de enfermería y más tarde cuando ya estuvo muy mal de salud, fue sacristán. Antes de morir dijo: "Ruega Señora por esta pobre pecadora".

30 años más tarde, su cadáver fue exhumado, y hallado en perfecto estado de conservación, unos años después, poco antes de su Beatificación, efectuada el 12 de Junio de 1925, se realizó un segundo reconocimiento del cuerpo, el cual seguía intacto.
Bernadette fue Canonizada el 8 de Diciembre de 1933. Su cuerpo incorrupto todavía puede verse en el Convento de Nevers, dentro de un
féretro de cristal. La festividad de la Santa se celebra el 16 de Abril.









Nuestra Señora que Desata los Nudos

"Durante estos años se ha creado una veneración a María, sobre la base de unas estampas que el actual Arzobispo Jorge Mario Bergoglio (año 2000), adquirió en la Iglesia St. Peter am Perlach, en un viaje a la ciudad de Augsburgo. Hasta la fecha, solo se decía "pintura barroca de pintor desconocido y fecha incierta" y que la advocación estaba dedicada a resaltar el "pecado original", con todas su consecuencias. De una de estas estampas, se hace pintar y entronizar
una copia, en la parroquia San José del Talar, donde se encuentra actualmente.
En la investigación de esta imagen, encontramos que el donante, Hieronymus Ambrosius Langenmantel, canonigo doctoral ( 1666-1709) de St. Peter am Perlach, había encargado esta pintura para una altar ¨familiar¨, por motivos ¨muy particulares¨ vinculados a su familia. Los hechos verídicos, en que el noble Wolfgang Langenmantel, casado con Sophie Imhoff (1612) estando a

punto del divorcio, visito a Jakob Rem SJ, en Ingolstadt.Después de visitarlo en cuatro ocasiones, donde se aconsejo con este venerable sacerdote jesuita, honrado por su experiencia, piedad y una extraordinaria inteligencia. El noble fue logrando cambios en su situación familiar, producto de la oración venerando a la Virgen María en compañía del sabio sacerdote. Como corolario, el ultimo día sábado, siendo el 28 de septiembre de 1615, el padre Rem estuvo orando ante una imagen de la Virgen María (María de las Nieves), y en "solemne acto ritual, elevo la cinta matrimonial, desatando todos los nudos y alisandola", con esto, la pareja evito el divorcio y el matrimonio pudo continuar.
En conmemoración de la llegada del año 1700, su hijo Hieronymus y su nieto, decidieron donar en acción de gracias, un altar familiar, como era costumbre en St. Peter am Perlach. El retablo estuvo dedicado a "Las Beatas Vírgenes del Buen Consejo". En él, se plasma una historia de su propia familia. El pintor, Johann Melchior Georg Schmittdner, la representa como una María virgen, "desatando los nudos de la cinta de la vida conyugal".
Del estudio de la iconografía, surge claramente que no existe ningún elemento referido, a la tradición escrita en el Génesis. Es posible, que por el desconocimiento de su verdadero origen, se le haya atribuido a esta obra, otro sentido. En ella se resalta a María como Santa Mujer, en ayuda y consejera de las familias. Como Abogada, Auxiliadora y Mediadora, ante nuestro Señor Jesucristo Hijo de Dios.
Si María, la que desata los nudos, nos facilita con su auxilio, la solución de las intrincadas madejas del matrimonio :¨¡Quien mejor que ella para desatar todos los nudos de nuestra vida!¨
Por respeto a los devotos de esta advocación, damos los datos reales, para que este desconocimiento, no genere ´misteriosos origenes´ que siempre crean falsas interpretaciones y desviaciones mágicas o esotéricas¨.

(Datos del Informe: "Investigación de María Knotenlöserin, La Verdadera Historia de Mario Ibertis Rivera©1999")



San Expedito


Expedito, era un militar del Imperio Romano que tenía a su cargo toda una legión. Vivió a principios del siglo IV bajo el imperio de Dioclesiano. A pesar de ser soldado Romano, encargado de defender el Imperio de Roma de los Bárbaros Asiáticos, cierto día tocado por la gracia de Dios, recibió una Luz Divina y se convirtió al cristianismo. En el momento de su conversión, apareció un cuervo, que simbolizando el Espíritu del Mal le dijo: "CRAS...! CRAS...! CRAS...!", palabra latina que significa: "MAÑANA...! MAÑANA...! MAÑANA...!". Esta decisión déjala para mañana!.
Expedito, como buen soldado que era, reaccionó enérgicamente aplastando al cuervo con su pie, mientras exclamaba: "HODIE...! HODIE...! HODIE...!" que en latín quiere decir: "HOY...! HOY...! HOY...!, no dejaré nada para mañana, a partir de hoy, seré cristiano.

Cuando se convirtió al cristianismo, comenzó a proteger a los mártires que eran devorados por los leones en el circo. Esto le valió el arresto y el interrogatorio. Su martirio ocurrió el 19 de Abril del año del Señor 303.
San Expedito es reconocido, por el pueblo cristiano, por el Don que Nuestro Padre Misericordioso le dió para resolver nuestras necesidades en forma urgente. Como Patrono de los Jóvenes, Socorro de los Estudiantes, Mediador en los Procesos y Juicios, Salud de los Enfermos, Protector en los Problemas de Familia, Laborales y Negocios, pudiendo ser invocado en otros casos.
San Expedito es invocado en problemas urgentes, que demandan inmediata solución, donde no pueden haber demoras "EL SANTO DE LA ULTIMA HORA"



Jesús Misericordioso





El primer elemento de la Devoción a la Divina Misericordia que fue revelado a la Hermana Faustina fue la Imagen, el 22 de Febrero del 1931. Jesús se le aparece con rayos de luz irradiando desde su Corazón y le dice: "Pinta una imagen según el modelo que vez, y firma: "Jesús, en ti confío". Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y luego en el mundo entero." (Diario 47)
"Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerta. Yo Mismo la defenderé como Mi gloria." (Diario 48)
"Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias. Este recipiente es esta imagen con la firma: Jesús en Ti confío". (Diario 327)

Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas..." "Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi misericordia cuando Mi Corazón agonizado fue abierto en la cruz por la lanza.". "Estos rayos protegen a las almas de la indignación Mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, por que no le alcanzará la mano justa de Dios." (Diario 299)
"No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia." (Diario 313)
"A través de esta imagen concederé muchas gracias a las almas, ella ha de recordar a los hombres las exigencias de Mi misericordia, porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil." Diario (742)
En estos textos se explica la doctrina de la Iglesia en cuanto a imágenes, la justificación y la gracia. Primero, por si sola una imagen es meramente una pintura, no importa cuan hermosa y expresiva. Sin embargo, puede señalarnos los misterios de la fe y disponernos a recibir aquello que representan, en este caso la Divina Misericordia. Es por tanto el recipiente, no la fuente, un recordatorio, no la realidad. Esta realidad es la fuente misericordiosa de gracias que mana del Corazón traspasado de Cristo en la Cruz, y que mana visiblemente para representar lo visible, es decir lo sacramental, los signos de gracia, el Bautismo y la Eucaristía, representando todos los sacramentos de la Iglesia. Por ende, San Juan en su primera epístola insiste en la presencia de lo invisible con lo visible, el Espíritu con el Agua y la Sangre.
La
imagen también nos recuerda que la salvación no es sólo por la fe, pero por obras y caridad también. Hay que tener fe para ver y creer en lo que significa la Imagen, la Divina Misericordia derramándose de Cristo en la Cruz, pero hay que ser misericordioso, el amor que va más allá los estrictos requisitos de la justicia, para atraer la Misericordia hacia sí mismo. " Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden" (Mt 7:2). La imagen del costado traspasado de Jesús derramando sangre y agua nos recuerda que la Cruz, el amor en acción es el precio de la misericordia. " Que, como yo os he amado, así os améis los unos a los otros." (Jn 13:34)


lunes, 4 de enero de 2010

6 de Enero La Epifanía del Señor o La visita de los Reyes Magos

Epifanía significa: manifestación o presentación en público. Se llama así esta fiesta porque en ella se recuerda como Jesús se manifestó ante los Magos para ser adorado. Esta fiesta se celebra el 6 de enero en la Iglesia Católica desde
el año 400.

La adoración de los Magos al Niño Jesús la narra el evangelio de San Mateo en el Capítulo 2, y es una de las narraciones más bellas de la S. Biblia.


Esta fiesta es una tradición cargada de significado. En realidad celebramos la Manifestación del Señor a todo el mundo, es decir la Epifanía. Dios se les revela, no sólo a los pastores, no sólo a los judíos, también a aquellos hombres de ciencia, ricos y poderosos que se ponen en camino desde tierras lejanas, en busca de la estrella que interpretan como una manifestación de la presencia de Dios; significa que el Hijo de Dios debe ser reconocido por todos los hombres, de todos los lugares, de todos los tiempos.

Horarios de Misa

Lunes a sábado 19.00 hs

Domingos 11.00 y 19.00 hs


Confesiones: preguntar por el Padre.


Servicio Sacerdotal de urgencia de 22.00 a 8.00 hs

TE: 4201-3000

Iglesia San Juan Bautista de Valentin Alsina

El 24 de junio de 2009 se celebró el 83º aniversario de la parroquia católica San Juan Bautista. Sus orígenes se remontan a la presencia de la familia Campomar, nacido en 1861 en un pequeño pueblo de Palma de Mallorca, llegó al país cuando tenía 16 años. A los 28 años se casó con María Scasso, nativa de Mercedes, con quien conformó una familia apegada a los valores de una conservadora formación católica.

Al fallecer don Juan, quien había levantado una gran empresa textil, su viuda, compartiendo el sentimiento de la comisión pro-templo que se había reunido en la comunidad y que veía la necesidad de poseer una Iglesia local, decidió emprender la tarea de erigir un templo "in memoriam" de su esposo.

A pesar de que en la zona se veneraba la imagen de la Virgen de Lourdes, el templo fue puesto bajo la advocación de San Juan Bautista, en homenaje a quien hizo posible su materialización.

Buscar este blog