Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos 12, 1-12


Junto a la cruz de Jesús, estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: “Mujer, aquí tienes a tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “Aquí tienes a tu madre”. Y desde aquella Hora, el discípulo la recibió en su casa.

Palabra del Señor.


¿Qué me quieres decir, Señor? ¿Cómo puedo hacer realidad este evangelio en mi vida? 


 “María vuelve a ser madre: no es casualidad que en las pocas líneas de este relato evangélico aparezca cinco veces la palabra ‘madre’. Por consiguiente, María vuelve a ser madre y sus hijos serán todos los que son como ‘el discípulo amado’, es decir, todos los que se acogen bajo el manto de la gracia divina salvadora y que siguen a Cristo con fe y amor” 
(XII estación del Via crucis, pagina electrónica del Vaticano)

Comentarios

Entradas populares de este blog