SALMO RESPONSORIAL 13, 18-19



R. ¡Tú eres el honor de nuestra raza!


Que el Dios Altísimo te bendiga, hija mía, más que a todas las mujeres de la tierra; y bendito sea el Señor Dios, creador del cielo y de la tierra. R.

Nunca olvidarán los hombres la confianza que has demostrado y siempre recordarán el poder de Dios. R.

Comentarios

Entradas populares de este blog